Tesoros de las Profundidades

Cuando se habla de biodiversidad, el mar queda a menudo en un segundo orden. Sin embargo, podría ser fácilmente la parte más rica de la biosfera. De los 1,5 millones de especies identificadas hasta la fecha por la ciencia, el 80% son terrestres. Pero esta cifra es engañosa. Podría simplemente reflejar la cantidad de trabajo realizado por los científicos en tierra, que es más fácil que estudiar los océanos. Nuevas especies de aves y mamíferos se informan cada año. En 1983, una nueva división completa de especies se informó desde los océanos. Como tal Dimah Conservation ha tomado la iniciativa para proteger este frágil ecosistema marino y su diversidad de fauna y flora.

Actualmente Dimah Conservation participa con dos proyectos emblemáticos relacionados con el medio marino. Uno de estos proyectos es el mapeo y demarcación del arrecife Kayankerni, como un santuario marino. La otra es la demarcación de un santuario marino en Sri Lanka, para la conservación del Dugongo.

Kayankerni

El Coral Kayankerni, en la costa este de Sri Lanka, representa un ambiente marino relativamente inalterado con abundancia de vida marina. Situado en el extremo norte de la Bahía Vanderloos, en las inmediaciones de la Bahía Thennadi y Pasikuda, el Arrecife Kayankerni es hogar de varios hábitats marinos que van desde corales superficiales, hasta vida marina de profundidad.

El objetivo de este programa es el de documentar y asegurar la sustentabilidad de la diversidad imperante, y de como para crear conciencia sobre la importancia de la vida marina entre las comunidades locales.

Kayankerni es rico en hábitat y diversidad de la fauna en comparación con otros lugares similares en el mundo. De acuerdo con los resultados de un muestreo limitado realizado, 9 especies de algas, 3 especies de pastos marinos, 115 especies de invertebrados, incluyendo 51 especies de corales, 206 especies de peces y 1 especie de tortuga marinas han sido registrados. Se espera que los estudios adicionales, incluidos los programas de muestreo de más largo plazo y encuestas nocturnas, agreguen un número significativo de diversidad.

Los altos niveles de pesca de peces ornamentales para acuarios, está produciendo un impacto adverso en los “peces de colores” del arrecife. Si logramos protegerlo, esperamos que mejore en un lapso de 3 a 4 años, a juzgar por la variación de los números en el inicio de las temporadas de recolección.